Tales of Golarion

2a Partida

Zephiro. Elfos y mitad elfos. Ventiscas, dragones, goblins, orcos, bardo.

Zephyro, un maldito con una apariencia bastante lejana a los mitos comunes, montando un dire tiger bastante intimidante, llega a Dôrk’uhn junto a una caravana conformada más que nada de enanos de Volk’Nas, el reino de los enanos.
Comienza a relacionarse con los rangers atraidos por el interesante tigre, tan a ajeno a los bosques dorkianos. Aparentemente viene en una misión de relevamiento, donde le interesa investigar las diferentes realidades de las ciudades de Golarion.
En cuestión de poco tiempo llega a las puertas de la Bruja de Dôrk’uhn, Elda. Donde también conoce a Liss, notando el parecido entre ellos, el elfo destaca que la muchacha es mitad de los suyos. Estoo aclara muchas cosas para la bruja pero genera un montón de interrogantes para su discípula.
Sin muchos preámbulos el elfo se implica en los problemas de la ciudad, ya que podía brindar información sobre las arañas que llegaron a la montaña. Mientras tanto, la ciudad se preparaba para la ventisca, repartiendo alimentos a la gente para las siguientes semanas donde pasarán ahislados en sus viviendas.
Se realiza una discución dentro del Gremio de los Ranger, donde se consideran los últimos sucesos y los puestos que deben ocupar durante la ventizca. Se llega a la conclusión que nada se hará hasta el fin de la ventisca y en la repartija de guardias Leo queda encargado junto a Pim de gran parte del día, teniendo un relevo nocturno.

En el noveno día de la ventisca, la ciudad es víctima de un grán temblor, el cual destruyó varias casas y parte de la muralla. Fruto de la explosión de una montaña, según el testimonio de Leo, ésta estalló en llamas, piedra fundida y humo, de donde se pudo dislumbrar una criatura voladora de un tamaño increible, la cual en pocos segundos desaparece en el horizonte.
Los rangers junto a la cooperación de Lock, Liss y Zephiro salvan a bastantes residentes víctimas del estrago. Refugiandose en casas cercanas y cuidando a los heridos.
Dos días después, tras gritos y golpes, logran dislumbrar el ataque de numerosas criaturas pequeñas verdes, las cuales buscaban robar y destruir todo lo que pudieran. Rápidamente Leo, Lock, Liss y Zeph reaccionan y logran neutralizar dicho ataque, forzandolos a retirarse.
Luego de este encuentro y la gran confusión de los dorkianos, los rangers estudian y nombran a estas criaturas como Goblins.

Tras la ventisca y todos los estragos, la bruja y los rangers están interesados en investigar lo que sucedió en la cueva donde murió Kim. Y cual es la razón detrás de la aparición de esas arañas.
En dicha cueva, la party conformada por algunos rangers seleccionados y los que en los últimos días se habían ganado el respeto y la confianza de la bruja, se encontró con nuevas criaturas. Lo que aparentaba ser simplemente un campamento de gente que hablaba la lengua común, terminó siendo un grupo de monstruos, conocidos como Orcos en las leyendas de niños.
Zeph, en un acto excesivamente confiado, es atacado al saludarlos, perdiendo el conocimiento ante los fuertes golpes de estos. El resto de la party y en especial su tigre logran salvarlo y matarlos.
Luego de esto, en la cueva logran encontrar dibujos que, según Liss, forman parte de un ritual de algún tipo de transmutación. Y algunos libros los cuales están dañados por los orcos, los cuales a simple vista no logran entender por estar escritos en un elfico antiguo.
Tras todo esto, Lock coloca una trampa que señala si alguien entró, y para asegurarse, tira abajo la entrada.

Vuelven a Dôrk’uhn, con más dudas que respuestas. Y Lock al otro día vuelve y comprueba sus sospechas de que alguien volvería a esa cueva. Teniendo un extraño encuentro con una muchacha.
3a Partida.


Juegan: Lock Laboom (Ramiro), Lissandra Gandork (Axl), Leo Kruger (Fede), Zephyro (Peter)

Comments

Licandro Licandro

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.